6 may. 2014

Todo pene

Observemos este plano dividido en tres acciones distintas:

1- Slater coge el walkie del policía al que acaba de patear y habla con sus superior, amenazándolo. 
2- Slater rompe el walkie tan solo cerrando el puño, como si fuese un vaso de plástico. 
3- Slater saca su arma y la amartilla, listo para entrar en acción. 




Lo cierto es que todo tiene que ver con penes. O masculinidades enfrentadas. De eso trataba el cine de acción de hostias de los 80. Hombres que demostraban que eran hombres por encima de otros hombres. Ser el macho alfa y todo eso. Veremos más adelante como la masculinidad en el mundo real de esta película está completamente perdida. En cambio, en el mundo de Slater, él es la Masculinidad. Acaba de machacar a otro hombre golpeándole en las pelotas, ha amenazado a su superior con ser más duro y al final, después de romper un cacharro hecho con plástico bueno, saca su pistola y la amartilla delante de su cara, sin mirarla. Lo seguimos desde un lado, viéndolo de perfil. Así el arma destaca más. Solo vemos lo grande que es su brazo, su hombro y su pistola. Este tío es todo pene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario