13 dic. 2013

Punch line

Slater acaba de pasar por encima del jefe de policía. No atiende a las reglas. Un hombre debe hacer lo que un hombre debe hacer. Le entrega la placa y pasa de él. Entonces, una mujer sale a su paso. Se identifica como la alcaldesa de la ciudad. También le impide el paso. Sin embargo, su argumento no es ser la fuerza de mayo autoridad en el lugar, sino que tiene a alguien aun más importante tras ella. 



Es el vicegobernador, le dice la alcaldesa. Este intenta decir algo, pero es incapaz. Slater le parte la nariz de un golpe certero y directo, sin mirarle a la cara si quiera. Y suelta el primer punch line, la primera frase de toda la película: "Avísame cuando llegue el gobernador". 




No solo se niega a acatar las leyes y a sus representantes físicos, sino que llega a agredirlos. Pasa por encima de ellos, por delante literalmente, en una línea de mando, también literal, que lo convierte en un hombre al margen de la ley. No por encima, ni por debajo. Justo al lado de ella. Cubre los terrenos que esta no puede cubrir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario