25 nov. 2013

Lunes


"Woody Allen wants casting directors to get Oscars? The casting director who can get a black actor in a Woody Allen film should get an Oscar." decía Ben Schwartzy en este tweet.  En una SoFilm (lo he intentado buscar y no recuerdo en cual) se menciona que ya se ve normal que una mujer negra se acueste con un hombre blanco, pero no se ha visto aun un caso a la viceversa en el Gran Hollywood. En la tertulia de Cowboys de Medianoche, alguien se quejaba de que en American Gangster no se distinguía muy bien a los actores porque todos eran negros y la película transcurría de noche.

Es sorprendente entonces el cliché del jefe de policía afroamericano, gritón y estricto, que obliga al protagonista a seguir la ley preestablecida. En Brooklyn Nine-Nine, Andre Braugher hace este papel de capitán que llega para acabar con la inmadurez de Andy Samberg. Con un añadido: no solo es negro, sino que también es gay. En un flashback, recordaba los 70, entrando por primera vez como un policía en todo su derecho a una comisaría, sus compañeros blancos le preguntaban si se venía a entregar.

Por eso es interesante ver que el cliché escogido, entre todos, para ser el superior de Slater en esa película que, no nos cansemos de decirlo, funciona como homenaje/pastiche/parodia sea negro. Además con un carácter tan marcado y un pasado tan ligado al protagonista, como iremos viendo poco a poco. Quizá venga de la Blaxplotation, quizá servidor necesite más años y visionados para acabar de comprender tamaño film.

No hay comentarios:

Publicar un comentario